domingo, 11 de noviembre de 2007

2007 Pepe Criado CANDIOTA, EL GRAN TROVADOR DE ALMERÍA



Aunque nacido en los cortijos de La Contraviesa y siendo digno heredero de su tradición oral, el trovador Miguel Candiota, principalmente, ha sido el improvisador que ha dado señas de identidad propias al actual trovo de Almería.

Desde 1963 hasta 2007 ha renovado, extendido y dignificado los versos populares almerienses hasta el punto en que ya tenemos que medirlos desde un antes y un después de Candiota en la poesía oral improvisada.

Candiota sabía el valor de sus versos, poéticos, adecuados a su motivación personal y dirigidos a su público, sonando muchas veces como mazazos a la injusticia social y a la hipocresía capitalista.

A veces místico, a veces encendidamente concienciado contra la explotación del hombre por el hombre, Candiota, al estilo del iluminado monje Thomas Merton, ha sido un referente en la vida de la provincia de Almería durante décadas.

Sin miedo, a verso limpio, como a principios de la década de 1990 en aquella huelga de agricultores concentrados en el Paseo de Almería. Justo antes de que los antidisturbios descargaran sobre la masa sus botes de humo y las pelotas de goma, Candiota se subió sobre una furgoneta y en incesantes quintillas, quemando, conminó a los policías a dejar los uniformes y apoyar las reivindicaciones del campo almeriense.

Candiota riyendo, gastando bromas, dando “la pelma”, como él decía, para reír más, para hacer agradable ese segundo del que disponemos. Candiota feliz , pocos meses antes de morir, por el acuerdo del Ayuntamiento de Vícar para engrandecer su figura poética y hacer visibles sus versos, su ingente obra.

Candiota inseguro sentado en la mesa de su cocina pero declarando abiertamente “no tengo miedo, yo adelante” dos días antes de ingresar en el hospital de Granada donde moriría.

Candiota Candiota Candiota, un nombre mítico mientras el hombre Miguel García estuvo vivo. Candiota Candiota Candiota, ya sideral, materia cósmica, tiempo huido, como sugirió el poeta y trovador de Aguadulce Constantino Martín al ya eterno Candiota, el gran trovador andaluz, durante su entierro:

En tu fosa, Candiota, aceptarás
aquellas palabras de Dios “polvo eres”
y en polvo Miguel te convertirás.

Pero Miguel no te desesperes
porque dijo Dios “tú resucitarás”
a pesar que en esta vida mueres.

2 comentarios:

Francisco dijo...

Miguel García deja este mundo, pero su recuerdo permanece en quienes han tenido el privilegio de escucharlo. Su trovo ha sido vida, bálsamo del pueblo que reconocía en él un don labrado palabra a palabra, verso a verso.Miguel ha vertido su vida y saber en quienes estaban dispuestos a escucharlo y en aquellos que asumían el reto de conversar en una lucha sin rendición, en una guerra sin más armas que el ingenio y el arte inefable del trovo. Su afán de superación, su defensa de una cultura en vías de extinción, su plan de vida merecen el reconocimiento de todos. Miguel vive en la palabra hecha verso, en la picardía como juego, en la búsqueda de lo imposible. Su memoria es práctica del arte de comunicarse que salva las constricciones del pie forzado, de la rima,es vivo ejemplo del conocimiento humilde y eficaz de la palabra en el pueblo. Perder a Candiota es avivar la conciencia de la importancia de la palabra como resorte que despierta formas de comunicación profundas e insondables del alma humana en un mundo cada vez más deshumanizado

Francisco dijo...

" Yo me iré y te dejaré/ en el mundo del dolor./ Aquí más no volveré:/tú serás el trovador/que sabrá más que yo sé." Eduardo Garbín dedicó esta quintilla a "Candiota", y es justo volver a recordarla. Valga este homenaje a quien supo también ofrecer un tributo a uno de sus maestros.